Estatutos – Régimen disciplinario

CAPÍTULO V

RÉGIMEN DISCIPLINARIO

Artículo 38.

1.- Los socios incurrirán en infracción por falta muy grave y serán sancionados con la pérdida de la condición de socio:

  1. Cuando actúe contra los intereses generales de la Asociación.
  2. Cuando prevalezcan de su condición de socio y pretendan beneficiarse de ella y especialmente del desempeño de un cargo en cualquier órgano de la Asociación.
  3. En el caso de malversación del caudal de la Asociación.
  4. Cuando alteren gravemente el desarrollo de las reuniones de los órganos colegiados.
  5. Cuando se menoscabe la integridad personal o imagen pública de cualquier otro socio mediante publicidad.
  6. Por la comisión de tres faltas muy graves que no hayan prescritos o una muy grave y tres graves no prescritas. La tercera se sancionará únicamente como muy grave.

2.- Incurrirán igualmente en infracción por falta grave y serán sancionados con la pérdida de la condición de socio por tiempo no inferior a 1 año ni superior a 2:

  1. Cuando a requerimiento de la Secretaría no complete los datos identificativos como socio o similares reiteradamente o a pesar de tres requerimientos, notificados por cualquier procedimiento, incluido el electrónico.
  2. Cuando deban a la Asociación un importe equivalente a una cuota anual de socio a pesar de los requerimientos reiterados para su abono.
  3. Cuando se menoscabe la integridad personal o imagen pública de cualquier otro socio sin publicidad.
  4. Por la comisión de tres faltas leves que no hayan prescritos. La tercera se sancionará únicamente como grave.

3.- Incurrirán en falta leve y serán sancionados con apercibimiento o con suspensión de la condición de socio por tiempo no superior a 5 meses:

  1. Cuando rechacen las comunicaciones electrónicas enviadas por la Asociación.
  2. Cuando alteren de forma relevante la necesaria mesura en la expresión de las opiniones en los órganos de la Asociación.
  3. Cuando falten al necesario respeto de otros socios.
  4. Cuando sean apercibidos por incurrir en situación de incompatibilidad regulada en los presentes Estatutos y no remover las causas que originan la incompatibilidad sin renunciar a su condición de socio o renunciar al cargo en los órganos de representación.

Artículo 39. Las faltas y sanciones prescribirán a:

  1. A los tres años, en el caso de las muy graves.
  2. A los seis meses, en el caso de las graves.
  3. A los dos meses, en el caso de las leves.

Artículo 40.

1.- Corresponde a la Junta Directiva acordar la iniciación del procedimiento disciplinario, a iniciativa propia o por solicitud identificada de un socio. El procedimiento no podrá superar los dos meses de instrucción y será instruido por el Secretario, quien podrá abrir una información reservada a requerimiento del Presidente.

2.- Las sanciones serán impuestas por la Junta Directiva en el caso de las muy graves y con ratificación de la Asamblea, en el caso que conlleve la pérdida de la condición de socio, y sin dicha ratificación asamblearia en el caso de las graves y leves.

3.- Todos los procedimientos disciplinarios contemplarán la previa audiencia del interesado y éstos serán informados de los correspondientes hechos y podrán formular alegaciones.

4.- La Junta Directiva podrá acordar, por mayoría absoluta, la sustitución de la sanción propuesta por la aceptación de la renuncia irrevocable del interesado a la condición de socio.

5.– La pérdida de la condición de socio como consecuencia de falta muy grave implicará, para su recuperación, una nueva solicitud del interesado, que será motivada por la Junta Directiva a la Asamblea General para su admisión o no con la razones para aceptar o rechazarla en base a la persistencia de supuestos o condiciones que fueron objeto de sanción (o sustitución por renuncia del interesado) o mera inidoneidad para recuperarla.